635 78 10 20

Pilates en Barcelona

Llámame - 93 127 31 52 / 635 78 10 20

¿En qué consiste el Pilates?

El Pilates es una de las técnicas que más se han popularizado en los últimos años debido a que su base se asienta en tratar de trabajar todos los músculos del cuerpo de forma armoniosa.
 
Su fundamiento se centra en un gran control de la postura, focalizando también la musculatura estabilizadora, que no se suele activar tanto en los programas de fitness convencional. Los movimientos son fluidos y continuos trabajando la máxima longitud del recorrido, lo que favorece  músculos largos y flexibles.
 
Si consideras que los aparatos de fuerza, la bicicleta estática o correr en las cintas no está hecho para ti, el pilates puede ser tu solución para realizar un ejercicio físico con el que te sientas cómoso.

 

Tenemos las mejores instalaciones para fitness en Barcelona

Nuestro gimnasio

ALGUNOS DETALLES MÁS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Beneficios del Pilates

El Pilates se diseñó para usar el arte y la ciencia del control muscular (Pilates lo denominó contrología), te ayuda a conseguir un buen físico, sentirte bien y mantenerte en forma toda tu vida.

Pilates no tiene edad, raza ni género; una vez lo incorpores a tu subconsciente aunarás la diversión del movimiento con la eficacia de un entrenamiento estimulante.

Fundamentos del Pilates

Pilates enseña a tu mente a entrenar tu cuerpo muy conscientemente. Durante el entrenamiento de Pilates necesitarás constantemente reconocer tu posición y reajustarla cuando sea necesario.

Pilates no es una disciplina no rigurosamente física sino que utilizar la conexión cuerpo-mente. 

Estamos a tu disposición en el centro de Barcelona

Conoce nuestras instalaciones

Historia del Pilates

Nacimiento y primeros pasos

Joseph Pilates nació en 1880 cerca de Dusseldorf, Alemania. Fue un niño enfermizo y tuberculoso que se interesó por el yoga, el culturismo, las artes marciales y otros métodos de entrenamiento para mejorar su salud y su forma física.

Pilates empezó a desarrollar un revolucionario régimen de ejercicios (una fusión holística de las filosofías oriental y occidental) al que llamó Contrología y que más tarde se popularizaría como la técnica del Pilates. A lo largo de su vida, Pilates continuó investigando diversos deportes y entrenamientos de fitness y se convirtió en un gimnasta de nivel, boxeador profesional y un consumado esquiador y saltador.

Al estallar la primera guerra mundial, Joseph Pilates de encontraba en Inglaterra enseñando defensa personal a los detectives de Scotland Yard, pero fue encarcelado por su nacionalidad.

 

Las primeras innovaciones

Decidido a no abandonar sus clases de fitness, Pilates ideó un ingenioso método de ejercicio utilizando la resistencia de los muelles de su cama de la cárcel (actualmente, en los centros de Pilates se sigue utilizando una versión moderna de la cama de Pilates, la Reformer.

Tomando la cama como punto de partida, creó una serie de ejercicios en los que utilizaba poleas y pesos, y que realizaba a diario junto con un grupo de internos, cuando Pilates y los miembros de su grupo de ejercicio lograron no contraer el fatal virus de la gripe que azotó Gran Bretaña en 1918, Pilates concluyó que su técnica fortalecía también el sistema inmunológico del organismo. Eso despertó en él, para siempre, el interés por desarrollar ejercicios de rehabilitación tras enfermedades y lesiones.

Aproximación al mundo de la danza

Después de la guerra, Pilates regresó a Alemania, donde se convirtió en preparador físico de Hamburgo. Fue en su país donde se aproximó por primera vez al mundo de la danza y trabajó codo con codo con Rudolf von Laban, creador del sistema de notación de baile que la mayoría de los bailarines de ballet siguen utilizando hoy día.

También entrenó a muchos bailarines famosos, cuya agotador actividad les exigía poseer una fuerza y flexibilidad tremendas sin desarrollar la masa muscular.

En 1926 Pilates emigró a los Estados Unidos, y fue durante la travesía transoceánica desde Europa que conoció a su futura esposa Clara. Juntos abrieron el primer centro Pilates de Nueva York, en un local compartido con el New York Ballet.

El reconocimiento internacional

Tras atraer la atención de varios miembros de la elite social neoyorkina, su técnica cuajó en el ambiente de deportistas profesionales, actores y actrices, y entrenadores personales, hasta que obtuvo el reconocimiento y la popularidad de la que goza hoy en día.

El propio Pilates se mantuvo en muy buena forma durante mucho tiempo y siguió entrenando a sus clientes hasta pasados los 80 años. Murió en 1967, ni más ni menos que a los 87 años de edad.

YA PUEDES TENER UN ENTRENADOR PERSONAL DE PILATES A TU SERVICIO

No esperes, llámanos al 93 127 31 52 o si lo prefieres rellena el siguiente formulario sin compromiso y nos pondremos en contacto contigo.